Policiales Ramos Mejía | La Matanza | motochorros

Ramos Mejía: motochorros persiguieron y robaron una campera

Una banda de delincuentes cometió un violento raid delictivo en Ramos Mejía y uno de sus violentos asaltos quedó filmado. Mirá el video.

Un nuevo y masivo ataque de un grupo de motochorros ocurrió durante la noche del sábado pasado en la localidad de Ramos Mejía, al norte del partido de La Matanza: dos hombres fueron abordados, apuntados y perseguidos por al menos tres ladrones que les sacaron hasta una campera y después continuaron robando por la zona.

El hecho tuvo lugar hacia las 20:40 horas de este 3 de mayo sobre la calle Carlos Pellegrini al 100, entre Pueyrredón y Sargento Cabral y a pocas cuadras de la Plaza Bomberitos, del barrio Don Bosco y fue registrado por dos cámaras de seguridad privadas, cuyas grabaciones luego quedaron publicadas en el grupo de Facebook "Vecinos en Alerta".

Seis motochorros apuntaron, persiguieron y robaron hasta una campera en Ramos Mejía

Las imágenes muestran que el par de víctimas se dieron cuenta que estaban a punto de ser asaltadas y reaccionaron de formas diferentes: uno levantó sus manos y arrojó su celular al interior de la vivienda para evitar que se lo saquen y el otro salió corriendo mientras uno de los delincuentes lo apuntaba con una pistola.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Sin embargo, los dos ladrones que se quedaron le quitaron todo lo que tenía a mano e incluso su campera para después fugarse en dirección a las vías del Tren Sarmiento. "La Policía llegó a los 20 minutos, teníamos la ubicación de dónde estaban yendo y no los quisieron seguir", denunció la allegada de los damnificados.

image.png
La zona de Ramos Mejía donde ocurrió el robo.

La zona de Ramos Mejía donde ocurrió el robo.

Sin embargo, lo más importante es que el grupo de malvivientes ya le habían robado a unos jóvenes a algunos metros y después continuaron con el raid delictivo al sustraerle un auto a una familia en Pueyrredón y Cabo Alberto Hugo Vacca.

A su vez, otra familiar de los hombres que padecieron la entradera, quienes por fortuna resultaron ilesos pese a lo traumático de la situación, sentenció: "Otro día más de inseguridad. Esto es una zona liberada".