Policiales Ramos Mejía | Robo | armas

Ramos Mejía: Robaron 67 armas salidas de una fábrica

El robo sucedió en Ramos Mejía. "Quedate piola, no te hagas matar y mirá para abajo, David", le dijeron al conductor de la camioneta que transportaba las armas.

Unas 67 armas de fuego marca Bersa fueron robadas de manera violenta por al menos dos delincuentes armados que asaltaron al conductor que las transportaba en una camioneta al salir de la fábrica en Ramos Mejía: se investiga si hubo un entregador, según informaron fuentes judiciales y policiales.

El robo ocurrió cerca de las 9, cuando una camioneta Mercedes Benz Sprinter salió desde la fábrica de armas Bersa ubicada sobre la calle Magallanes con un total de 67 pistolas calibres 9. 380 y 22. Diez cuadras más adelante, en la esquina de Alvear y 25 mayo, un Chevrolet Corsa interceptó el vehículo. En ese momento, según informaron fuentes del caso a Infobae, dos delincuentes descendieron armados del auto.

“Quedate piola, no te hagas matar y mirá para abajo, David”, le dijeron al conductor. Luego subieron a bordo de la Sprinter y aceleraron. Mientras tanto, el Corsa lo siguió desde atrás. Finalmente estacionaron a unas 15 cuadras, en el cruce de Cerrito y Caupolicán.

FV JULIO EPU
caba septiembre

Allí comenzaron a descender las ocho cajas donde se encontraban las armas y las cargaron a su vehículo para después escapar de la escena a toda velocidad.

image.png
Unas 67 armas de fuego marca Bersa fueron robadas de manera violenta por al menos dos delincuentes armados que asaltaron al conductor que las transportaba en una camioneta al salir de la fábrica en Ramos Mejía.

Unas 67 armas de fuego marca Bersa fueron robadas de manera violenta por al menos dos delincuentes armados que asaltaron al conductor que las transportaba en una camioneta al salir de la fábrica en Ramos Mejía.

En tanto, voceros judiciales y policiales informaron que a poco más de diez cuadras, en la esquina de Alvear y 25 de Mayo, el conductor fue interceptado por un automóvil Chevrolet Corsa de color gris y sin patente, del cual descendieron dos asaltantes armados.

Destacaron además que los ladrones se subieron a la camioneta y obligaron al chofer a sentarse en el asiento del acompañante, y tras ello condujeron unas doce cuadras hasta Cerrito y Caupolicán. Allí, traspasaron las ocho cajas que contenían unas 67 pistolas Bersa de distinto calibre al Corsa, manejado por un tercer delincuente.

Posteriormente, los asaltantes llevaron cautivo al chofer de la empresa de armamento unas cuadras más hasta que finalmente lo liberaron junto al rodado que dejaron abandonado, informaron las fuentes.

Tras alertar al 911 de lo ocurrido, intervinieron efectivos de la comisaría oeste 2da. de Ramos Mejía y el fiscal José Luis Maroto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 del Departamento Judicial de La Matanza, quien ordenó una serie de medidas tendientes a identificar a los asaltantes.

Los investigadores no descartaban que en el robo haya actuado un entregador, ya que los ladrones sabían que la camioneta pasaría por ese lugar. Además, de la declaración testimonial de la víctima se desprende que los delincuentes sabían hasta su nombre.

Por su parte, el fiscal Maroto calificó la causa como "robo agravado por el uso de arma de fuego" y dispuso el trabajo de peritos en la camioneta en busca de rastros de los ladrones.