Actualidad Ramos Mejía | justicia | vecinos

Ramos Mejía: Vecinos marcharon por Roberto Sabo

Vecinos de Ramos Mejía asistieron a una multitudinaria marcha para pedir justicia. Finalizó la investigación y el fiscal pidió que el imputado vaya a juicio.

A seis meses del crimen de Roberto Sabo, el kiosquero asesinado en Ramos Mejía en noviembre de 2021, su familia convocó a una marcha en esa localidad del partido de La Matanza para pedir justicia.

La movilización se realizó este viernes desde las 19 en la puerta del kiosco donde mataron al comerciante, situado en avenida de Mayo y Alvarado, en la zona comercial de Ramos Mejía.

En paralelo, el fiscal Federico Medone, de la Unidad de Homicidios de La Matanza, concluyó la etapa de instrucción y solicitó formalmente que la causa sea elevada a juicio oral. El imputado por asesinato de Roberto es Leandro Daniel Suárez, de 30 años y con antecedentes penales. Además, del hecho participó una adolescente de 15 años, inimputable por ser menor de edad.

terramalal
image.png
Vecinos reclaman justicia para Roberto Sabo y todas las víctimas de la inseguridad en Ramos Mejía.

Vecinos reclaman justicia para Roberto Sabo y todas las víctimas de la inseguridad en Ramos Mejía.

Unas horas después de conocerse una resolución, familiares de la víctima y vecinos se convocaron en las inmediaciones del negocio, en Avenida de Mayo y Alvarado, para movilizarse en memoria de Roberto y de todas las víctimas de la inseguridad y la falta de justicia

En diálogo con TN, Nicolás Sabo, hijo del kiosquero asesinado, de 23 años, dijo: “Es una conmemoración a seis meses de la muerte de mi viejo, pero se suma mucha gente porque estamos todos en la misma”.

image.png

“Vinieron vecinos de siempre que lo conocían a mi viejo y también familias que sufrieron lo mismo. Sabemos que en este país la justicia es lenta. Está todo muy cerrado lo que pasó. Vinieron, lo mataron y se escaparon, no pueden demorar seis meses en determinar que es culpable”, afirmó el joven.

Por otro lado, volvió a referirse a la idea de irse del país apenas él y su familia puedan hacerlo. “Vamos a cerrar el kiosco porque nos damos cuenta de que nada cambió ni va a cambiar. Nos mataron un papá y nada cambió. Tenemos amigos y familia que se fueron y pueden vivir tranquilos”, concluyó.

image.png

El crimen del kiosquero ocurrió el domingo 7 de noviembre del año pasado, minutos después de las 14. Suárez y la menor de 15 años llegaron hasta el comercio de avenida de Mayo al 800 de Ramos Mejía a bordo de un remís al que se habían subido en Ciudadela, en la zona de Fuerte Apache. El imputado estaba armado con una pistola semiautomática 7,65 mm y un revólver calibre 22. Le robó a Sabo $10.000 y le disparó. La autopsia determinó que a Roberto lo mataron de cuatro tiros y a quemarropa. Los dos balazos que le ingresaron por el tórax fueron fatales.

Para huir, junto a su cómplice le robaron el auto al remisero, pero chocaron y entonces decidieron ingresar a un supermercado de la zona para camuflarse. Luego le robaron la moto y las pertenencias a un delivery, pero no les sirvió de mucho y finalmente fueron detenidos en Avenida de Mayo y Rivadavia.

Fotos: Vecinos en Alerta Ramos Mejía