Policiales Ramos Mejía | robaron | crimen

Ramos Mejía: Violento robo a la suegra de Roberto Sabo

A poco más de cinco meses del violento robo en el que fue asesinado el kiosquero en Ramos Mejía, ahora delincuentes asaltaron a un familiar en la misma zona.

Un violento hecho de inseguridad vuelve a afectar a la familia de Roberto Sabo, el kiosquero de Ramos Mejía asesinado en noviembre pasado durante un asalto. Esta vez, la víctima fue la suegra de su hijo Nicolás.

El hecho ocurrió en las inmediaciones de Avenida de Mayo y la calle Alvarado, a metros del kiosco donde Roberto fue asesinado el pasado 7 de noviembre de 2021. Fuentes policiales indicaron que la víctima se estaba subiendo a su auto luego de realizar unas cobranzas en la zona, cuando un delincuente abrió la puerta de acompañante y la amenazó con su arma. Incluso testigos indicaron que "el ladrón le gatilló, pero la bala no salió".

Fue en ese momento cuando le robaron una suma aproximada de 10.000 pesos en efectivo, la billetera y la cartera. El delincuente se dio a la fuga y la denuncia fue radicada en la Comisaría Oeste 2da. de Ramos Mejía.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

El crimen de Roberto y el dolor en Ramos Mejía

El brutal crimen de Roberto Sabo (48), el kiosquero de Ramos Mejía al que le quitaron la vida cuando trabajaba en su negocio el último domingo, generó una gran conmoción en los vecinos de La Matanza, trascendiendo incluso los límites del distrito para elevar la indignación a nivel nacional.

image.png
Sabo fue asesinado en noviembre de 2021 en Ramos Mejía.

Sabo fue asesinado en noviembre de 2021 en Ramos Mejía.

Roberto Sabo fue asesinado a sangre fría. Los delincuentes y autores del crimen instantáneamente huyeron del lugar a bordo de un auto que le robaron a un remisero después de intimidarlo con un arma de fuego, pero lo chocaron a cuatro cuadras del lugar.

En el raid delictivo, ingresaron a un supermercado para simular que estaban haciendo compras y cambiarse la ropa, con el objetivo de no ser identificados. Finalmente, fueron detenidos en avenida de Mayo y Rivadavia, a unos 800 metros del kiosco, en un operativo cerrojo de efectivos de la Comisaría 2da. de Ramos Mejía. En su huida, los delincuentes también habían utilizado una moto que le robaron a un delivery.