Actualidad San Justo | Virrey del Pino | tránsito

San Justo: choferes de Almafuerte cortan la rotonda

La empresa Almafuerte está de paro y sus colectiveros cortaron la rotonda de San Justo en reclamo de más seguridad tras una salvaje agresión a uno de ellos.

Desde la noche de ayer, la empresa de transporte Almafuerte se encuentra de paro luego de que uno de sus colectiveros fuera baleado en el barrio Padre Mugica de Virrey del Pino, razón por la que sus compañeros decidieron cortar desde este mediodía el tránsito en la rotonda de San Justo.

La medida de fuerza afecta a las líneas 218, 284, 325, 378, 622 y 628, que realizan recorridos entre el sur de La Matanza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y ahora el reclamo de mayor seguridad fue llevado hasta uno de los puntos más concurridos para tratar de visibilizarlo mucho más.

image.png

En concreto, el chofer herido se encontraba en la terminal cuando dos individuos le dispararon y uno de los tiros le rozó su brazo, por lo que decidió seguir manejando hasta que se cruzó con un compañero, quien lo derivó a la Unidad de Pronta Atención (UPA) número 4 de González Catán para que lo atiendan.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Todavía no hay información sobre cuándo se va a restablecer el servicio, pero lo que se espera es que durante todo el día de hoy se organicen diversas marchas para pedir por una mayor seguridad dentro de las unidades, algo que ya viene desde hace muchos años.

image.png
La ventana del colectivo baleado que provocó el corte en San Justo.

La ventana del colectivo baleado que provocó el corte en San Justo.

Vecinos de todo el Distrito (sobre todo los que viven por los kilómetros) reportaron filas interminables de adultos y niños que llegaron muy tarde a sus trabajos o a la escuela como consecuencia de la paralización del suministro de colectivos.

Cabe recordar que Almafuerte es la misma empresa en la que trabajaba Pablo Flores, el conductor que fue asesinado en octubre de 2020 en una parada localizada en la esquina de las calles Río Orinoco y Fernández, barrio San Javier. Todos los acusados del crimen fueron absueltos en el juicio, cuyo fallo ya fue apelado.