Sociedad | Haedo | obra | Villa Sarmiento

Escombros, un carril ocupado y trabajos en suspenso en Haedo

Mientras el personal de la obra no aparece hace una semana, los cordales modulares de Haedo continúan a medio hacer y con muchos escombros a su alrededor.

Desde hace varias semanas que los vecinos de las localidades de Haedo y Villa Sarmiento, al este del partido de Morón, se preguntan qué es lo que va a pasar con la construcción de los puentes modulares linderos al Hospital Interzonal General de Agudos “Profesor Doctor Luis Güemes” y el boliche Pinar de Rocha.

Diseño sin título (2).jpg

Sin embargo, con el correr del tiempo la incertidumbre se hace cada vez más grande, al igual que sucede con los montículos de escombros y las delimitaciones para el carril de la Avenida Rivadavia en ese sector, lo cual ralentiza mucho la circulación en una zona donde pasan colectivos a toda hora.

Al respecto, Viví el Oeste pudo averiguar que el el personal de la obra se hizo presente en el lugar hace una semana, pero que desde ese momento no volvieron y que solo se dedicaron a acomodar los materiales, sin realizar un avance concreto de la intervención a cargo de la empresa estatal Trenes Argentinos Infraestructura.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
Diseño sin título (3).jpg
Los materiales acomodados al costado del puente de Haedo.

Los materiales acomodados al costado del puente de Haedo.

Demoras, cambio de Gobierno y suspensión de la obra

Originalmente, estos cordales se ubicarían de forma paralela con la intención de eliminar el paso a nivel (PAN) de la calle Medrano, conocido por su alto flujo vehicular. Empero, con el correr de los meses el montaje se fue demorando y en noviembre de 2023 se produjo la caída del oficialismo en el balotaje presidencial.

Diseño sin título (4).jpg

Por lo tanto, la compañía ferroviaria por entonces presidida por Martín Marinucci optó por finalizar solo uno de ellos: el que permitiría cruzar del lado sur al norte sobre las vías del Tren Sarmiento.

Pese a que su terminación no quedó lejos (ya colocaron la pista vehicular superior y restan dos partes en los laterales, además de las luces, los guardarraíles y la unión con el pavimento de Segunda Rivadavia y la Avenida Rivadavia), ahora los trabajos están suspendidos y el que iba a ser el cuarto par de puentes en el Oeste corre riesgo de convertirse en un elefante blanco.