Sociedad | Tren Urquiza | tren | San Miguel

Salvaron a una perra de ser arrollada por el Tren Urquiza en General Lemos

La hembra apareció en la vía antes de que la formación del Tren Urquiza llegue a la estación, por lo que el motorman bajó la marcha y un operario la rescató.

Un emotivo y esperado rescate se dio durante la mañana de ayer en la cabecera bonaerense que tiene el Tren Urquiza, ubicada a la altura de la localidad de Campo de Mayo y al norte del partido de San Miguel, y mantuvo en vilo a varios usuarios que luego lo compartieron en sus redes sociales.

Hacia las 11:10 horas de este jueves, 29 de febrero, las personas alertaron a los trabajadores de la empresa concesionaria Metrovías Sociedad Anónima (SA) sobre la presencia de una perra gris en las vías a nada de que ingrese una formación a la estación procedente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Embed - Salvaron a una perra de ser arrollada por el Tren Urquiza en General Lemos

Tras varios segundos de temor a que se electrifique con el tercer riel, el conductor del convoy número 6 redujo la velocidad y un operario descendió al tendido para sacarla de allí y ponerla a resguardo en un costado, permitiendo que más pasajeros la mantengan en su lugar hasta que pase la unidad ferroviaria.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

"El personal nuestro retiró al animal de la zona operativa y luego fue asistido por los propios usuarios y los vecinos de la zona", sentenciaron al respecto desde la compañía ante la consulta de Viví el Oeste.

Cómo recuperar los objetos perdidos en el Tren Urquiza

Esta no fue la única vez que los pasajeros de la línea reconocen la labor de sus trabajadores. Días atrás dos personas compartieron su alegría por haber recuperado objetos que perdieron en un tren: un bolso y una bolsa con ropa.

image.png

Ambos lo hicieron en la ventanilla del primer andén de la terminal Federico Lacroze después de llamar al número de teléfono 0800-555-1616, que es un área especializada en este tipo de atención al usuario. Es por eso que cada vez que alguien les entrega algo que apareció en un vagón las derivan a ese sector para esperar que su legítimo dueño los recupere, sin importar en qué parada los hayan encontrado.