Perdió la manta de su hijo con TEA en Merlo, pero una vecina la guardó y pudo recuperarla

Owen tiene esta cobija desde que nació y es su objeto de apego, por lo que su mamá la buscó desesperadamente por todo Merlo hasta que se la devolvieron.