Yomequedoencasa |

Tigresa Acuña: “La gente de Tres de Febrero me adoptó como hija propia”

En dialogo con Viví el Oeste, Marcela “La tigresa” Acuña habló sobre sus comienzos en el boxeo, su incursión en la política y se definió como pionera en el box femenino y la que le hizo entender a la sociedad que “las mujeres estábamos preparadas igual que los hombres practicar deportes”.

“Arranque más que nada porque la vi a Christy Martin, para mí fue la referencia a nivel mundial, fue ella la primera boxeadora que empezamos a ver por televisión, entonces en ese momento dije ‘eso es lo que yo quiero hacer’” recordó Marcela que ya desde los 7 hacia full contact.

Fue así que comenzó a entrenar en Formosa, pero reconoce: “Fue bastante complicado empezar a entrenar, en ese momento no estaba reglamentado ni nada”. Ya en 1999 viajó para Buenos Aires. “Me di cuenta de que era la única forma de estar cerca de la Federación Argentina de box como para poder empezar a apurar un poco lo que era la reglamentación” relató.

A su vez, consideró que supo destacarse en el boxeo porque “fui la que abrí los caminos. Luché para que se haga la reglamentación, traje las reglamentaciones del exterior para que se actualicen y acomoden a lo que es la Argentina, golpee puertas, me comí todas las críticas, muchas”.

“Le hice entender a una sociedad que las mujeres estábamos preparadas al igual que los hombres para practicar deportes o hacer lo que queremos siempre y cuando estemos preparadas” agregó ya que “se pensaba que las mujeres que boxeábamos éramos homosexuales, o que teníamos más hormonas masculinas, pero no. Las mujeres podemos ser femeninas, ser mamás”.

A la hora de entrenar La Tigresa comenzó en el CEDEM 2 de Tres de Febrero y decidió mudarse a dicha localidad para tener el gimnasio cerca, allí tenía las instalaciones acordes para poder entrenar en el ring.

Respecto a su llegada a la política la boxeadora explicó: “Yo ya hacia trabajo social por el país, después me empecé a focalizar en Tres de Febrero, pero siempre apunté al rol social y deportivo, a los clubes de barrio, sociedades de fomento. Antes de estar acá lo hacía en el interior del país que me llamaban e incentivábamos a los chicos con el deporte. Después se me dio la oportunidad de ser parte del concejo deliberante de Tres de Febrero”.

En todos los roles de su vida Marcela resalta la importancia del deporte y explica que es lo que intentó remarcar desde su función pública, “dar a entender y a conocer que si invertimos un poquito más en deporte vamos a tener menos costos en salud, delincuencia. Es ahí donde veríamos apuntar si queremos prevenir, incursionar en el deporte, incentivarlos, darles los materiales necesarios” y resumió: “Desde la política trate de dar a conocer que apostando al deporte uno puede ganar mucho”.

Hoy en día La Tigresa Acuña es embajadora del deporte en Tres de febrero y es madrina de diversos clubes locales. Como su mandato como concejal ya terminó, se encuentra trabajando junto a provincia con un proyecto que verá la luz a partir de marzo. “Va a haber deportistas de elite de diferentes deportes y vamos a trabajar para incentivar a los chicos en el deporte” a la par, se prepara para su pelea de marzo para defender el título.

La Tigresa considera su mayor logro fue el reconocimiento de la gente y a la par afirma que decidió pasar su vida en Tres de Febrero porque “lo elegí como casa de adopción, la gente de Tres de Febrero me adoptó como hija propia también. Estamos acostumbrados a vivir aca, nos sentimos muy cómodos. Tengo que agradecer a la gente”.


Dejá tu comentario