Actualidad Tren Sarmiento | Ramos Mejía | hospital

Tren Sarmiento: se rompieron dos barreras en Ramos Mejía y no las arreglan por "falta de repuestos"

Son los pasos a nivel linderos al Hospital San Juan de Dios, que siguen cerrados y no dejan cruzar las vías del Tren Sarmiento en esa zona de Ramos Mejía.

Un problema que no les es para nada nuevo a los vecinos de la localidad de Ramos Mejía, al norte del partido de La Matanza, volvió a hacerse presente hace alrededor de tres meses: dos barreras automáticas del Tren Sarmiento se rompieron y, como consecuencia, se las cerró a la circulación de los vehículos.

Se trata de los pasos a nivel (PAN) de las calles Carlos Calvo y Colombres, los cuales rodean al Hospital San Juan de Dios y por el momento tienen vallas para impedir el paso de los rodados, solo permitiendo el de los peatones bajo las indicaciones de los guardas.

image.png

Según pudo averiguar Viví el Oeste, la rotura se debe a que los dispositivos son de origen francés y hoy en día la empresa estatal Trenes Argentinos no posee los repuestos necesarios para arreglarlos, razón por la cual los automovilistas deben cruzar las vías en el centro de la ciudad (por los PAN de Monteagudo o Güemes o los puentes modulares) o bien en Ciudadela.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Cabe recordar que en julio del año pasado la barrera de Colombres sufrió un problema similar: como los motores andaban mal y la gente "pasaba como quería" la operadora ferroviaria decidió cerrarla hasta su eventual reparación, que también sufrió una larga demora hasta su reapertura.

image.png
El Tren Sarmiento pasando por uno de los PAN de Ramos Mejía cerrados.

El Tren Sarmiento pasando por uno de los PAN de Ramos Mejía cerrados.

El Tren Sarmiento continúa con su horario de verano

Por otro lado, cabe destacar que el Sarmiento sigue implementando el cronograma desde el 8 de enero pasado pese a que las vacaciones ya terminaron hace un mes.

Por ejemplo, las frecuencias son de entre nueve y 27 minutos y ya no más siete (como lo fue durante todo 2023), además de que la cantidad de trenes diarios continúa reducida más allá de que la demanda de pasajeros es más alta que en enero y febrero.