Policiales Tres de Febrero | Robo | Caseros

Tres de Febrero: mataron al dueño de una fábrica

El hombre de 61 años se resistió al intento de robo en su fábrica de Caseros, Tres de Febrero y al escapar los delincuentes en un tiroteo lo hirieron.

Un comerciante de 61 años fue asesinado de al menos un balazo cuando se tiroteo con cuatro delincuentes que lo abordaron cometer un robo cuando llegaba a su fábrica de productos de algodón, en Caseros, Tres de Febrero.

El hecho ocurrió pasada la medianoche en una fábrica ubicada en la calle Pini 4554, Caseros, donde la policía arribó tras un llamado al 911 de vecinos que reportaban la presencia de una persona herida tras haberse escuchado una serie de disparos. Dentro de la fábrica, se encontraba su dueño Rolando Omar Villafañe con un sangrado en la zona abdominal producto de una herida de bala, tendido al lado de su camioneta Ford Ranger.

El yerno del comerciante decidió trasladar a Villafañe en su propio vehículo a la clínica Trinidad de Ramos Mejía, donde pese a los intentos por reanimarlo, falleció tras un paro cardiorrespiratorio, producto de la gravedad de la herida. El hombre luego le conto a la policía que su suegro estaba solo al momento del hecho y que lo llamo por teléfono para pedirle ayuda porque le hablan disparado.

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO

El caso comenzó a ser investigado por la fiscal Gabriela Disnan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFT) de San Martin, quien se hizo presente en la fábrica para dirigir la investigación y ordenar las primeras medidas. En base a una serie de videos de las cámaras de seguridad de la misma fábrica, la investigación presupone que se trató de un intento de robo, que fue resistido por el propio Villafañe

Según voceros judiciales consultados por Télam, en lo videos se observa como Villafañe llega en su camioneta a la fábrica de Tres de Febrero y abre el portón para ingresar. En ese momento es visto por un grupo de personas a bordo de un Peugeot 208 negro que pasa por el lugar, pero al cabo de unos segundos regresa.

En la secuencia siguiente se ve que del auto bajan cuatro delincuentes, algunos armados que se meten en la fábrica de Caseros y luego salen corriendo, uno de ellos efectuando disparos hacia el interior de la fábrica, para huir en el mismo auto en el que habían llegado.

Todo hace presuponer que Villafañe se defendió a los tiros de un intento de robo, pero termino baleado. Los familiares contaron que siempre andaba armado y que su rutina era trabajar de madrugada para dejar los pedidos listos para la mañana siguiente", dijo a Telam una fuente judicial.