Turismo noticias

¿Cuál es la mejor época del año para viajar a la costa en Argentina?

Cada año, la tendencia de ir más allá de la estacionalidad del turismo en la Costa Atlántica del país viene creciendo. Más turistas se animan a descubrir los paisajes y localidades más populares y atractivos con propuestas que superan el clima y la época. Así los meses con más demanda son marzo y noviembre fuera de la temporada alta del típico diciembre, enero y febrero.

De esta forma, si bien estas localidades son destinos para todo el año, si se planean unas vacaciones aprovechando el sol, el buen clima todavía presente y la mejor oferta de pasajes en micro, pocas dudas quedan que marzo es uno de los meses por demás alentadores, siendo Mar del Plata uno de los lugares más concurridos porque concentra las ventajas de una ciudad grande con muchos metros de playa y diversas actividades aun fuera de la playa, en un mismo espacio.

Las razones para viajar en la mejor época del año a la Costa

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
  • Menor flujo de personas en los destinos más atestados: algo que favorece los paseos y salidas más tranquilas y relajadas, y deja disfrutar mejor de la vista.
  • Alojamiento más accesible: el tipo de propuesta hotelera en esta época ofrece mayor disponibilidad para que los turistas opten por la habitación que desean, con las mejores vistas y amenities, a costos más bajos que los promedios de pleno verano.
  • Buen clima: Aún persisten las temperaturas agradables y las posibilidades de lluvia son similares a las del mes anterior. Asimismo, la Costa bonaerense brinda múltiples actividades para hacer en días nublados o fríos como compras, cine, espacios de juegos, pesca, visitas guiadas y más.
  • Fácil acceso a la ciudad: es una época de menos tráfico y más espacio liberado para estacionar de ser necesario hacer traslados en vehículos. Además, hay más oferta de servicios de transporte para viajeros.
  • Más actividades: parecido a los meses de alto flujo, pero con más chances de disfrutar de algunas actividades en paseos, deportes, cabalgatas, senderismo y otros, de forma espontánea y relajada debido a la baja concurrencia.
  • Gran propuesta gastronómica: prácticamente todo el año este rubro sigue brindando las mismas opciones que en enero y febrero. Lo mejor es que no hay que hacer filas ni reservas para sentarse a la mesa.
  • Playas con menos gente: quienes disfrutan en grande de la arena y el mar con menos público, pueden optar por el mes de marzo para beneficiarse del descanso con la baja de turistas que ocupan este sector.

Ciertamente, marzo puede ser un gran mes para quienes tienen la posibilidad de viajar fuera de temporada alta y para los que buscan relax y descanso tranquilo en su destino costero favorito.