Turismo noticias turismo | vacaciones de invierno | invierno

Turismo: Buen balance tras las vacaciones de invierno

Más de 4 millones de turistas viajaron por Argentina. Desde el sector lo llaman "turismo de revancha", dejando un buen balance tras las vacaciones de invierno.

Con 4,2 millones de turistas y 9 millones de excursionistas, las vacaciones de invierno finalizaron con un buen balance en el turismo dado el contexto. Sin la mayoría de las tradicionales fiestas y eventos deportivos, los visitantes eligieron actividades al aire libre, y especialmente recorridos por la naturaleza de cada lugar.

Las vacaciones de invierno dejaron un balance satisfactorio dadas las restricciones por las condiciones sanitarias. Entre excursionistas y turistas, se movilizaron 13,2 millones de argentinos por el país que gastaron $43.604,6 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional. A eso hay que sumar el efecto multiplicador que generan esos ingresos.

"Hubo un turismo de revancha", señalaron varios representantes del sector.

terramalal

De acuerdo con la información brindada por diferentes entidades de provincias y ciudades, el gasto realizado en las vacaciones de invierno se compuso de 4.152.346 turistas (19% menos que en 2019), que, con una estadía media de 3,8 días y un gasto diario promedio de $2190, por cada uno, dejaron ingresos directos por $34.555,8 millones.

A ellos se suman 9 millones de excursionistas que, con un costo promedio de $1.000 cada uno, desembolsaron $9.048,7 millones, 70,9% por encima de las vacaciones 2019.

El movimiento de excursionistas fue sólo 6% menor a 2019, porque frente a las dificultades económicas y al cuidado por la pandemia, muchas familias eligieron hacer una o dos escapadas, ya sea en la semana o fin de semana.

image.png
Con 4,2 millones de turistas y 9 millones de excursionistas, las vacaciones de invierno finalizaron con un buen balance en el turismo dado el contexto. Sin la mayoría de las tradicionales fiestas y eventos deportivos, los visitantes eligieron actividades al aire libre, y especialmente recorridos por la naturaleza de cada lugar.

Con 4,2 millones de turistas y 9 millones de excursionistas, las vacaciones de invierno finalizaron con un buen balance en el turismo dado el contexto. Sin la mayoría de las tradicionales fiestas y eventos deportivos, los visitantes eligieron actividades al aire libre, y especialmente recorridos por la naturaleza de cada lugar.

El 69% del turismo en julio y en vacaciones de invierno fue por ocio o recreación. El resto mayormente para visitar familiares o amigos. No hubo citas como espectáculos o competencias deportivas como otras veces, pero se compensó con el turismo de naturaleza, deportes al aire libre, termas, o paseos por patrimonios históricos.

También hubo menos oferta de alojamientos que lo habitual, con hoteles cerrados y el aforo limitado en cada uno, pero a diferencia de otros inviernos, las familias evitaron hospedarse en casas de amigos, familiares o vínculos cercanos, en parte respetando el aislamiento y evitar las concentraciones de gente en espacios cerrados.

Mar del Plata, Bariloche y Córdoba fueron las ciudades más visitadas, seguidas por Salta capital, Carlos Paz, San Martín de los Andes, Mendoza, Merlo, Rosario y Ushuaia.

Provincia por provincia: principales resultados

"La temporada y las vacaciones de invierno fueron aceptable y en algunas ciudades superó las expectativas, que eran muy prudentes. Ayudaron las restricciones para viajar al exterior y la necesidad de salir tras tanto periodo de confinamiento. Aunque al mismo tiempo, los polos perdieron el turismo internacional que era una interesante fuente de ingresos", explicaron desde CAME.

La mayoría de las provincias hicieron campañas con el nombre de "Turismo Seguro" para darle tranquilidad a los viajeros.

Provincia de Buenos Aires: arribaron casi 700 mil turistas con pernocte durante las vacaciones de julio, con Mar del Plata a la cabeza. A pesar del frío, las ciudades con playa fueron muy requeridas, aunque especialmente se poblaron con familias que cuentan con alojamiento propio. Pero también buena parte de los viajeros se centraron en las serranías, tanto Tandil como Sierra de la Ventana. Entre otros destinos del interior de la provincia, se destacaron La Plata, Baradero, Carmen de Patagones, San Miguel del Monte, Chascomús, Tigre, Lobos, San Pedro o San Antonio de Areco. En muchas de ellas fueron más frecuentes los excursionistas que los turistas, pero en conjunto hubo días que coparon el lugar.

Ciudad de Buenos Aires: arribaron 382 mil turistas nacionales en las vacaciones de invierno, a los que hay que sumarles miles de excursionistas que llegaron sobre todo del Gran Buenos Aires y el interior de la provincia. Museos, bibliotecas, centros culturales, ludotecas, terrazas y patios, fueron escenario de espectáculos de música, teatro, danza, juegos y talleres. La gran urbe ofreció más de 500 propuestas gratuitas para la familia.

Río Negro: más de 27.000 turistas arribaron solo en la primera quincena de julio. A lo largo del mes, los destinos más elegidos fueron El Bolsón, Las Grutas y Bariloche. Este último estuvo incluso entre los principales destinos del país, y contó además con la apertura del centro de esquí. En el fin de semana largo de invierno de julio, Bariloche y El Bolsón recibieron 17.000 visitantes. Mientras que Las Grutas estuvo cerca de los 1500. El movimiento turístico levantó el promedio de ventas en comercios minoristas, según los empresarios consultados.

Neuquén: la temporada invernal dejó más de $2.000 millones en la provincia. El 76% de los visitantes que ingresaron se vincularon con la nieve y los deportes de estación. San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Caviahue, Villa Pehuenia-Moquehue, Junín de los Andes, Aluminé, Zapala y Neuquén Capital, fueron los 8 destinos más elegidos.

El centro turístico Caviahue y el Parque de Nieve Batea Mahuida, en Villa Pehuenia, se destacaron entre las elecciones de los visitantes. Dentro de los permitidos en medio de la pandemia, las ciudades organizaron actividades para los turistas. Uno fue la sexta edición del ciclo de Alta Gastronomía Sabores que Unen, en Villa La Angostura, con la participación de reconocidos chefs. La ruta del vino, el corredor de los lagos, la ruta del Pehuén, fueron algunos paseos que frecuentaron turistas y excursionistas.