Cultura UNLaM | Universidad Nacional de La Matanza | La Matanza

La UNLaM sigue restaurando la histórica biblioteca del ex Zoológico de Buenos Aires

La Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) es la única institución que colabora con el Gobierno porteño para preservar ejemplares valuados en miles de euros.

La Dirección de Asistencia Técnica de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) comunicó que todavía sigue trabajando junto al Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño en la puesta en valor de la histórica Biblioteca Pública "Domingo Faustino Sarmiento" del ex Jardín Zoológico de Buenos Aires.

image.png

Esta tarea forma parte del proyecto "Ecoparque interactivo", el cual tiene como objetivo la restauración de los fondos bibliográficos que se encuentran en el mencionado espacio ubicado en el Templo de Vesta, una estructura construida en 1909 y que originalmente fue concebido como un lactario para las visitantes del predio.

Para este proyecto, los especialistas de la casa de altos estudios con sede en la localidad de San Justo llevan a cabo la estabilización, limpieza y registración del estado de deterioro del material remanente, además de refaccionar los ejemplares y realizar la digitalización de las láminas contenidas en distintas páginas de las obras en proceso de ejecución.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
image.png
Los representantes de la UNLaM restaurando los libros porteños.

Los representantes de la UNLaM restaurando los libros porteños.

La importancia de la biblioteca que restaura la UNLaM

La biblioteca en cuestión posee desde libros de botánica bellamente ilustrados y manuales del reino animal hasta atlas geográficos y parte de la segunda edición de la enciclopedia "Diderot", que buscó resumir, en sus 35 tomos, el saber absoluto del siglo XVIII.

“Había escritos en mal estado, infectados con ácaros o con humedad. Es una colección muy extensa y muy variada. Hay cosas de naturalismo y zoología, pero después tenemos otros muy particulares de cada director”, sentenció al respecto la líder del equipo de la UNLaM, María José Micale.

image.png

Una vez terminada la titánica tarea de rescatarlos, el objetivo es volcar a la web esos contenidos y hacer la biblioteca accesible a estudiantes e investigadores de todo el país y también del extranjero: “No sería abierta al público, pero el objetivo es poder democratizarla".