Talentos locales

Conocé al vecino de La Matanza que transforma hierros viejos en esculturas gigantes para la Plaza Etcheverry de Ramos Mejía

Sergio es un vecino de la zona que comenzó con este proyecto hace más de una década. En ese momento trabajaba en Morón manejando una grúa para levantar autos viejos y tuvo la idea de transformar toda esa chatarra en expresiones artísticas. Hoy sus creaciones llegan a tener varios metros de altura y pesar más de una tonelada. Bariloche, San Luis y Catamarca son alguna de las ciudades del Interior que disfrutan de sus obras.

Transformar chatarra vieja, fea y sin uso en una oba artística de gran envergadura puede ser un trabajo muy desgastante. Sin embargo Sergio eligió este camino y desde hace más de una década trabaja para crear grandes esculturas de hierro que son furor entre los vecinos matanceros. Su deseo más íntimo es lograr que la Plaza Etcheverry de Ramos Mejía se transforme en una especie de Paseo a cielo abierto de acceso gratuito.

El Quijote de la Mancha

“Empecé cuando trabajaba en la Municipalidad de Morón con una grúa para levantar coches viejos y ahí me surgió la idea de poder trabajar los fierros y darles una forma artística”, relató Sergio en charla exclusiva con Viví el Oeste. Además agregó que al principio parecía algo raro el hacer una obra con materiales que no eran lindos ni tenían un uso, pero hoy ya forma parte de su vida.

terramalal

Los vecinos de La Matanza colaboran con Sergio y le acerca materiales para que pueda seguir creando obras. Al respecto reveló: “Me pasó de que un nene con el padre me siguió por seis cuadras para ayudarme”. El cariño de la gente es constante y este artista sueña con seguir creando. Cada figura, debido a su peso y altura, le puede llevar un año de trabajo y actualmente se acerca a la decena de trabajos.

Homenaje a los soldados de Malvinas

Su primer obra fue un murguero para obsequiar a una murga matancera. Otros dos trabajos muy destacados fueron el Quijote y el Soldado en homenaje a los Héroes de Malvinas. El presente también lo encuentra muy ocupado: “Hace poco hice un elefante a tamaño real y ahora estoy en el proceso de hacer tres toros para ubicar en la plaza”. Debido al tamaño, Sergio realiza las esculturas en el mismo lugar dónde quedarán ubicadas.

Actualmente se encuentra trabajando en un toro de hierro

Clases de esculturas y recorrida por el país

Sergio afirmó que prefiere soldar por las noches para evitar las distracciones y no demorarse en su trabajo. Su hija de 8 meses, Frida, lo acompaña permanentemente en la plaza. El vínculo con los vecinos es constante y a sus clases en la Plaza Etcheverry asisten decenas de personas. “Viene hasta gente de Capital Federal al oeste para tomar clases acerca de cómo hacer las esculturas porque les interesa ver cómo es el proceso de creación”, detalló.

Además no recibe ningún dinero por lo que hace sino que es por amor al arte. Se solventa mediante el aporte de los vecinos así como la venta de miniesculturas a pedido. Además su trabajo le permitió recorrer el país en una experiencia que definió con enriquecedora. Realizó un mapuche de dos metros y medio en Bariloche así como obras en San Luis y Catamarca.

El Elefante es su ultima obra

Actualmente se encuentra trabajando en un futuro proyecto en Atalaya, interior de Buenos Aires. Este vecino de La Matanza lleva más de una década transformando su barrio y a partir de chatarras sin uso, creó esculturas admiradas por todos los vecinos. “Me gustaría que a futuro sea conocida como la Plaza de las Esculturas de Hierro y que se reconozca el esfuerzo que vengo haciendo hace diez años”, concluyó.


Dejá tu comentario