Actualidad

Vecinos construyen equipos de aislamiento para donar a los Hospitales de La Matanza

Ezequiel Dure es Licenciado en Enfermería y vecino de Laferrere. A principio de año, cuando veía la expansión del Coronavirus en el mundo, empezó a realizar una investigación para ver como estarían preparados los hospitales y evaluar cómo podría ayudar. Luego comenzó a idear un equipo de aislamiento en el fondo de su casa.

En diálogo con Viví el oeste, el trabajador de la Salud contó: “Trabajo en el ámbito privado en la Clínica Ciudad Evita, y estoy en la terapia intensiva desde un principio cuando empezó a escucharse que había casos en China con respecto a este nuevo virus”.

“Empezamos a hacer una investigación, empecé a leer, a hacer seguimiento de lo que estaba pasando allá, en Europa y ya a principio de año lo estábamos empezando a vislumbrar en un futuro cercano para enero, febrero para el país, como de hecho pasó” contó.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Fue así que, antes de que comience la pandemia, comenzaron a ver qué equipos iban a estar necesitando para poder hacer frente a la pandemia.  Así vieron que debían ampliar las herramientas en lo que refería al traslado de los pacientes, “ver que había disponible en el mercado y qué se estaba utilizando para hacer el traslado de los pacientes de forma segura, cuál era el protocolo”.

 “Ahí empezamos a detectar que había algunos puntos grises en cosas que no había acá como lo que era la capsula de traslado y un sistema que funcione de forma segura en el momento de la intubación, que es el procedimiento donde más contagios se producen” detalló el enfermero.

Las investigaciones seguían y encontraron un médico coreano, anestesiólogo, que había desarrollado un acrílico “que la idea era que funcione como protección y lo que hicimos fue adaptarlo para darle la máxima protección y sentirnos más seguros”.

Para mitad de abril, Ezequiel había presentado el equipo de traslado y el sistema de intubación seguro para empezar a probarlo. “Lo compartí en mi muro, tuvo mucha difusión, se hizo viral y apareció gente interesada en participar en el proyecto. Mi idea era hacerlo como algo solidario, que si algún colega quería replicar la idea podía hacerlo” detalló.

Un lugar de los que se contactó fue un taller de herrería en Isidro Casanova y con ellos más los vecinos que donaron su tiempo y dinero pudieron mejorarlo y adaptar la capsula para donar al Hospital Eva Perón de San Martín.

De esta forma lo que tardó dos meses en construirse en el fondo de su casa, ahora tarda solo 15 días gracias a la unión de todos los matanceros y ahora, gracias al vecino Daniel Orellana que donó su taller se tarda entre dos o tres días.

“Empezamos a ver qué necesidades había en el partido de La Matanza, a ver si había algo desarrollado. Si vos va a cado hospital hay proyectos similares y así surgió la idea de hacer uno para el hospital más cercano, el Paroissien. Nos pusimos en contacto con el Dr. Gutman a cargo de la guardia, colaboró el municipio y se terminó haciendo un acto de entrega muy lindo” celebró.

Actualmente los equipos se están utilizando en el Hospital Paroissien y se está armando para entregar en dos Hospitales de La Matanza con la colaboración del Municipio.  

Los equipos cuentan con una lona transparente que es desinfectada con amonio cuaternario y utilizan cobre o bronce ya que elimina de forma automática el virus en un periodo de entre 4 a 12 horas sin necesidad de usar desinfectante. Por otra parte, cuenta con una pintura electroestática con gran resistencia al calor que hace que no se desgaste con el tiempo.