Policiales Villa Luzuriaga | Robo | La Matanza

Villa Luzuriaga: desesperados gritos para que no roben auto

La mujer volvía de ver a su hijo internado y ladrones la abordaron en Villa Luzuriaga, pero sus gritos no evitaron el robo. Mirá el video y escuchá el audio.

Un nuevo y violento episodio de inseguridad se dio durante la noche de ayer en la localidad de Villa Luzuriaga, al noroeste del partido de La Matanza: una madre que volvía de ver a su hijo internado gritó desesperadamente para tratar de que no le roben el auto, pero no pudo evitar el ataque.

El ilícito tuvo lugar justo en la esquina de las calles La Paz y General Ocampo, a muy pocas cuadras de la parte trasera del predio de la Universidad Nacional local (UNLaM), hacia las 22 horas de este martes, 20 de febrero, y quedó registrado por una cámara de vigilancia particular.

Embed - Los desesperados gritos para que no le roben el auto de su hijo internado en Villa Luzuriaga

Las imágenes muestran como la víctima fue cruzada por un Volkswagen Surán de color gris y otro auto blanco al pasar por una loma de burro, momento en el que tres ladrones se bajaron y la apuntaron a la cabeza mientras intentó pedir ayuda efusivamente.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Pese a que hizo todo lo posible para espantar a los delincuentes y frustrar el robo, la banda se llevó no solo el vehículo y sus objetos personales, sino también los de su descendencia, al que venía de visitar en el Hospital Italiano de la ciudad de San Justo. Los vecinos de la zona terminaron asistiéndola para calmarla y esperaron la llegada de un patrullero para que la lleve a radicar la denuncia en la Comisaría Oeste Tercera.

image.png
La zona de Villa Luzuriaga donde ocurrió el ataque.

La zona de Villa Luzuriaga donde ocurrió el ataque.

Una noche trágica para La Matanza

Esa misma noche, otro sangriento capítulo de la inseguridad sacudió al Distrito: el subdirector de la Guardia Urbana del Municipio fue asesinado por un par de motochorros de varios balazos, uno de ellos por la espalda.

El crimen se dio en la intersección de las arterias Mendoza y República de Chile luego de que el funcionario tratara de resistirse a un asalto. Más allá de que fue trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos "Doctor Diego Paroissien" de Isidro Casanova, la gran pérdida de sangre terminó siendo fatal.