Actualidad Ituzaingó | residuos | Municipio

Recuperaron más de 870 toneladas de basura en Ituzaingó

Además, desde diciembre de 2022 a agosto de 2023 fueron convertidos a biodiesel 56 mil litros de aceite en Ituzaingó a partir de la separación de residuos.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible del Municipio de Ituzaingó anunció que durante todo 2023 se pudieron recuperar más de 870 toneladas de basura a través del "Programa SePaRa" (que está vigente desde antes de la pandemia), cantidad que es "ampliamente superior" a la que se registró en años anteriores.

En total, fueron reciclados 860 mil kilos de plástico, papel, cartón, metal y vidrio, 5.200 de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso y alrededor de 7.640 de ecobotellas, además de que desde diciembre de 2022 a agosto de 2023 se convirtieron a biodiesel 56.725 litros de aceite.

image.png

Esta iniciativa busca concientizar sobre la importancia de la separación de residuos desde el origen y disponer de puntos de recolección para que los vecinos acerquen sus reciclables: en la actualidad, existen ocho dispositivos oficiales y otros cuatro adheridos distribuidos en todo el Distrito donde se recibe cartón, papel, vidrio, metal, plástico, ecobotellas, residuos electrónicos y aceite vegetal usado.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

A su vez, a partir de 2019 se puso en marcha la medida en casa para así poder ampliar el alcance y que cada vez más habitantes colaboren con el cuidado y la limpieza del Partido. Todos estos centros abiertos pueden conocerse visitando este enlace.

image.png
Uno de los puntos del Programa Ituzaingó SePaRa.

Uno de los puntos del Programa Ituzaingó SePaRa.

El otro programa medioambiental de Ituzaingó

Cabe recordar que el Estado comunal implementó en 2014 el Programa de Recolección de Aceite Vegetal Usado, recibiendo las contribuciones de la población, y en 2020 sancionó la Ordenanza número 5.338 que estableció la obligatoriedad a los grandes generadores de este desecho de disponerlo de forma segura para su posterior reciclado.

Así fue como se llegó hasta los restaurantes, supermercados, rotiserías, empresas de cátering y otros locales gastronómicos y se evitó que miles de litros contaminen el agua, transformándolos en biodiesel para luego reutilizarlos en propósitos mucho más amigables con el medio ambiente.