Actualidad La Matanza | Gobierno | Juicio

Publican el histórico juicio a Nilda Civale en La Matanza

El Gobierno provincial hizo público el primer proceso condenatorio a una obstétrica en la historia argentina por el robo y venta de bebés en La Matanza.

La Dirección Provincial de Personas Desaparecidas del Ministerio de Seguridad de Buenos Aires anunció que desde este fin de semana se encuentra publicado en sus redes sociales oficiales el primer juicio que condenó a una obstétrica por tráfico de niños en la historia de la República Argentina, delito que se perpetuó en el partido de La Matanza.

Se trata del de Nilda Bomila Civale de Álvarez, quien recibió en 2012 la pena de 12 años de prisión por ser "coautora de sustracción y ocultamiento de menores, supresión del estado civil y falsedad ideológica de documento público" en tres casos donde adulteró las actas de nacimiento de Clara Lis Pereyra, Andrea Fabiana Belmonte y Patricia Guadalupe Uriondo.

image.png

"En las audiencias, los testigos aseguran que la médica, que tenía sus consultorios en las localidades de González Catán y Ramos Mejía, cobraba por los bebés precios equivalentes al valor de un auto y un extra si tenía que pasar días en incubadoras. También podrán verse los testimonios de las querellantes, que con dolor relatan el recorrido que debieron hacer tras enterarse que no eran hijas de las personas que alegaban ser sus padres", sentenciaron desde el Gobierno bonaerense.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Un fallo reciente para encontrar más casos en La Matanza

En septiembre del año pasado, el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 3 de Morón ordenó que 18 ciudadanos nacidos en el distrito matancero se hagan una prueba de ADN para determinar si son el hijo de una mujer cuyo bebé le fue robado a fines de 1968.

image.png

Ella es Marta Isabel Pérez, quien llegó al Oeste desde Chaco y que mientras esperaba para ser madre en la Unidad Sanitaria N°3 de la ciudad de Gregorio de Laferrere fue llevada a una pieza "muy chica" por Civale de Álvarez para que de luz allí, quitándole inmediatamente el infante y amenazándola con que si hablaba "iban a ir a la cárcel".