Policiales Merlo | Pontevedra | ajuste de cuentas

Merlo: jugaban en la calle y encontraron un cuerpo mutilado

Niños jugaban en la calle cuando se toparon con un cadáver sin brazos ni piernas en un descampado de Pontevedra, Merlo. Se trataría de un ajuste de cuentas.

Un grupo de chicos disfrutaban de la tarde de ayer en el barrio El Ombú en la localidad de Pontevedra, partido de Merlo, cuando de repente se toparon con un macabro hallazgo en un terreno baldío: un cadáver mutilado que, a simple vista, no tenía ni los brazos ni las piernas. La hipótesis de un ajuste de cuentas es la que toma más fuerza en las últimas horas.

El descubrimiento se produjo alrededor de las 17 horas de este jueves frente de una cancha de fútbol pública de la calle Espejo, cerca de intersección con Victorino de la Plaza y el Club Deportivo Santa Julia. Efectivos de la Comisaría número 5 de Merlo se hicieron presentes a los pocos minutos.

image.png

El cadáver presentaba varias heridas de arma blanca, puntualmente de cuchillos o navajas, en la espalda, el cuello y otras partes, por lo que la investigación apunta a que se trató de un ajuste de cuentas, aunque todavía no se puede descartar ninguna hipótesis.

FV JULIO EPU
CERRO BAYO

Los restos fueros trasladados en las horas posteriores a la morgue judicial para proceder con la autopsia, pero todavía no se pudo dar con la identificación de la víctima ya que la falta de manos para obtener las huellas digitales se convirtió en un obstáculo para los forenses, según informó Télam.

image.png

La razón por la que el ajuste de cuentas es la principal hipótesis de la Policía es la forma violenta en que se encontraba el cadáver, un rasgo común en este tipo de delitos debido al mensaje que intentar dar al resto.

Este macabro hallazgo en Pontevedra es investigado por el fiscal Sergio Dileo, que está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 6 del Departamento Judicial de Morón y que caratuló la causa como “homicidio” a la espera del informe preliminar para definir el o los agravantes.

FUENTE: Télam