Cultura Midland | Merlo | La Matanza

Midland: la asociación que lucha por recuperar el ramal

La organización está compuesta por aficionados y ex trabajadores del antiguo ramal Midland y necesitan una herramienta especial para seguir con sus obras.

Antes de darle el nombre al conocido club de la Primera C, el Midland supo ser uno de los ramales más utilizados por los vecinos de los partidos de Merlo, La Matanza y Morón, pero desde hace varias décadas fue clausurado y posteriormente dividido en dos, uno de los cuales dejó de funcionar en 2017.

La ONG "Asociación de Amigos del Ferrocarril Midland" y su lucha por recuperar el antiguo ramal

Sin embargo, algunos de sus antiguos trabajadores o familiares de ellos decidieron juntarse para formar una organización no gubernamental (ONG) llamada "Asociación de Amigos del Ferrocarril Midland", mediante la que se organizan cada fin de semana para trabajar sobre la vieja traza que conectaba el Conurbano Bonaerense con Carhué.

Su sede se sitúa en la localidad de Libertad, más precisamente sobre la calle Castañares al 500, entre Mataco y Manuel Soler, barrio El Ceibo, y siempre se juntan para montar rieles y durmientes sobre el extinto corredor que aún hoy conserva buena parte de sus restos.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
image.png
Algunos de los miembros de la ONG

Algunos de los miembros de la ONG "Asociación de Amigos del Ferrocarril Midland".

A su vez, la ONG cuenta con su propio museo itinerante donde muestran fotos, testimonios y modelos de las formaciones que supieron conectar 17 distritos de la provincia de Buenos Aires con la Capital Federal entre 1911 y 1976. De vez en cuando realizan exposiciones en escuelas otras entidades locales.

Sin embargo, su tarea no está exenta de complicaciones, ya sea por robos, como los que sufrieron recientemente en Elías Romero (barrio de Marcos Paz) y Plomer (pequeña ciudad del municipio de General Las Heras), o falta de materiales y herramientas para continuar su labor. Es por eso que desde hace algunos días piden por bulones con rosca y arandelas de aproximadamente 9,5 centímetros de largo y dos de grosor.

image.png

El Midland sigue teniendo sus fieles aficionados pese a su relativa corta vida útil (apenas superó los 60 años de uso completo) y haber sufrido numerosos embates por parte del Estado nacional y los gobiernos de facto.