Sociedad | Oeste | trenes | Trenes Argentinos

Lo que podría volver al Oeste: ¿Cómo se concesionaron los trenes en los 90?

La sanción de la Ley Bases habilita al Gobierno a privatizar o concesionar las cuatro líneas del Oeste tras lo que pasó en 1994 y la reestatización de 2015.

image.png

Esta medida guarda muchas similitudes con lo impulsado por el entonces presidente Carlos Menem en 1991 (que se concretó a comienzos de 1994) y es por eso que conviene repasar qué sucedió en los años posteriores con los ferrocarriles que pasan por los partidos de Moreno, Tres de Febrero, Hurlingham, La Matanza, Morón, Ituzaingó, Hurlingham y Merlo.

El Tren Urquiza es el más emblemático porque es el único que todavía se mantiene de la misma manera. De hecho, el pasado 3 de enero la empresa Metrovías Sociedad Anónima (SA) cumplió cumplió 30 años como su administradora manteniendo el material rodante comprado en la década de 1970 y cambiando solo una vez de esquema cromático (en enero de 2009).

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO

Metropolitano y TBA, las otras concesionarias que llegaron al Oeste

image.png

Por su parte, el Tren Sarmiento quedó desde el 27 de mayo de 1995 en manos de Trenes de Buenos Aires (TBA), una compañía satélite del Grupo Plaza. Su gestión se caracterizó por numerosos deterioros en todos los aspectos de la operación que terminaron de vislumbrarse en la Tragedia de Once.

Sin embargo, el quizás caso más controversial fue el de Metropolitano, un consorcio conformado principalmente por firmas de transporte automotor que recibió constantes denuncias y multas de organismos oficiales por su servicio en el Tren San Martín y el Belgrano Sur.

TBA Metropolitano Metrovías (1).jpg

Tal desempeño derivó en una violenta protesta de usuarios en la estación Constitución (ya que también poseía la concesión del Tren Roca) el 15 de mayo de 2007 por la cual se le canceló el contrato y se formó la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE).