Policiales Oeste | Ciudad Jardín | Tres de Febrero

Una persecución por casi todo el Oeste: empezó en Ciudad Jardín y terminó en Ituzaingó

Dos delincuentes entraron a una casa de Ciudad Jardín, robaron joyas y dólares y se fugaron en un auto robado por el Acceso Oeste hasta el Río Reconquista.

El Comando de Patrullas y el personal de la Comisaría Sexta del partido de Morón capturaron durante los últimos días a un par de delincuentes que habían robado una casa de la localidad de Ciudad Jardín, al sur del municipio de Tres de Febrero, después de una persecución por casi todo el Oeste.

Todo comenzó con una llamada al 911 que realizó un vecino del domicilio en cuestión, ubicado sobre la calle General Urquiza al 200 y justo en el límite con la ciudad de El Palomar, para alertar acerca de la presencia de dos hombres que salían de allí con un actitud sospechosa.

Ciudad Jardín El Palomar Morón Ituzaingó Moreno Acceso Oeste persecución.jpg

En ese momento, los ladrones se dieron a la fuga a bordo de un Volkswagen Gol de color gris oscuro, pero gracias a los datos aportados por el denunciante se dio inicio a un seguimiento que se extendió hasta el Acceso Oeste, donde ellos tomaron la mano a Luján para continuar con su intrépida huida por más de 15 kilómetros después de pasar por los márgenes de Hurlingham.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

La detención en la otra punta del Oeste

El arresto de los malhechores recién se concretó a la altura del cruce de la autopista con el Río Reconquista, exactamente en la frontera de los distritos de Moreno e Ituzaingó, donde los uniformados requisaron el auto en el que circulaban y confirmaron que tenía un pedido de secuestro activo en su contra por haber sido robado tiempo atrás.

image (5).jpg

A su vez, los agentes hallaron en el interior del vehículo un bolso con dólares y pesos argentinos en efectivo, alhajas, teléfonos celulares, una linterna y una barreta utilizada para forzar la puerta de acceso a la vivienda siniestrada. Todos los bienes en cuestión fueron incautados y restituidos a su legítimo dueño, mientras que ambos marginales quedaron detenidos y a disposición de la Justicia.