Policiales Oeste | Castelar | Merlo

Cayó una banda de gitanos del Oeste que estafaron a varias personas con créditos UVA

Los delincuentes cometieron sus delitos en CABA, pero luego se mudaron con los autos que compraron ilícitamente a dos localidades del Oeste: Castelar y Merlo.

La División de Fraudes Bancarios del Departamento de Delitos Económicos de la Policía de la Ciudad desarticuló durante este fin de semana a una banda de gitanos que estafó a varias personas de la Capital Federal y tenía asiento en dos localidades del Oeste: Castelar y Merlo.

La investigación se inició en diciembre del año pasado, cuando un hombre denunció por estafa y usurpación de identidad a un grupo de desconocidos que habían sacado un crédito UVA de 7.947.900 pesos a su nombre, a sabiendas de que meses antes perdió su tarjeta. Ese dinero fue utilizado para comprar un auto cero kilómetro que tenía emitida una tarjeta azul.

image.png

Una vez que los detectives fueron hasta la sucursal en cuestión, se enteraron que un gestor que se hacía llamar Jorge, avalado por un escribano, tomó dos préstamos: el de la víctima y otro a nombre de una mujer residente en la provincia de Corrientes, quien también extravió su identificación. Como el vehículo mencionado todavía no estaba entregado, los efectivos le colocaron un rastreador satelital para atrapar al responsable.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

El seguimiento del estafador hasta el Oeste

El sospechoso retiró el rodado, un Fiat Cronos, y realizó un recorrido por momentos deambulatorio destinado a evitar posibles seguimientos, pasando por los barrios porteños de Villa Crespo, Villa General Mitre, Villa del Parque y Villa Devoto, donde se detuvo en tres domicilios para dialogar con otros miembros de su comunidad.

Embed - Detención División Fraudes Bancarios

Sin embargo, cuando salió de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) finalmente llegó su arresto, que se produjo en la bajada del Acceso Oeste a la altura del Puente Santa Rosa (límite entre los partidos de Ituzaingó y Morón). Al mismo tiempo, los agentes le hicieron escuchas telefónicas con el que se consiguieron cinco allanamientos adicionales, uno de ellos en Merlo.

Como resultado de la pesquisa completa, el aprehendido de 43 años y otros tres masculinos quedaron imputados por el fiscal de Núñez-Saavedra, José María Campagnoli, y a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 40.