Policiales San Justo | Gendarmería | La Matanza

Viajaba en micro hacia San Justo con cientos de serpientes y arañas y un ciempiés

El hombre que tenía como destino final a San Justo fue detenido por la Gendarmería luego de que lo descubrieran con múltiples animales ilegales en su equipaje.

El Escuadrón número 57 “Santo Tomé” de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) descubrió que un hombre que se dirigía hacia la localidad de San Justo, cabecera del partido de La Matanza, viajaba con una gran cantidad de animales ilegales dentro de su equipaje a la altura de la provincia de Corrientes.

Todo comenzó cuando los agentes del puesto de control fijo “Cuay Grande” recibieron la información de que podría haber un traslado ilícito de fauna silvestre en el interior de un micro de larga distancia, el cual había partido algunas horas antes de la ciudad de Bernardo de Irigoyen, Misiones, y circulaba por la Ruta Nacional 14.

image.png

Cuando frenaron la marcha y procedieron a la inspección, en el sector de la bodega, se detectó la existencia de múltiples reptiles, arácnidos y un insecto vivo dentro de dos valijas, contabilizando un total de 236 arañas de distintas especies, 90 serpientes y un ciempiés.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Ante esa situación, los gendarmes lograron identificar al pasajero propietario de los bolsos y el mismo fue arrestado por orden de la Fiscalía Ambiental y Rural de Santo Tomé y la Dirección de Fauna de Corrientes, quienes también se quedaron con los rescatados para rehabilitarlos y procurar devolverlos a su hábitat.

image.png
Los animales que se dirigían a San Justo.

Los animales que se dirigían a San Justo.

Otro episodio que involucró a Gendarmería y San Justo en el noreste argentino

En septiembre del año pasado, la GNA frustró el traslado de más de dos toneladas de marihuana en el noreste argentino que era trasladada en dos camionetas que habían sido robadas en San Justo.

Se trataban de una Ford Ranger de color gris plata y una Volkswagen Amarok roja, que se adentraron a gran velocidad por un camino de tierra y fueron abandonadas por sus ocupantes, encontrándoles en su interior 2.635 kilos y 800 gramos de “Cannabis Sativa” distribuidos en 2.741 paquetes.