Policiales Ramos Mejía | crimen | La Matanza

Ramos Mejía: juicio por el crimen de Roberto Sabo

El acusado por el crimen del kiosquero de Ramos Mejía volvió a declarar y expresó que entro al local con intenciones de robar pero no de matar.

A nueve meses del crimen de Roberto Sabo, el kiosquero de Ramos Mejía, el martes comenzó el juicio y en su primera jornada el acusado de asesinar a balazos al comerciante volvió a declarar y sostuvo que no tuvo intenciones de matar y que se le "escapó" un tiro al forcejear con la víctima.

De acuerdo con la información brindada L.S (acusado) de 29 años, dio su testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de La Matanza, y expresó que ingresó a kiosco atendido por Roberto Sabo "con intenciones de robo pero no de matar", y que mientras forcejeaba con el kiosquero se le "escapó un disparo".

El imputado, respondió a las preguntas del fiscal Sergio Antín, y reconoció que las armas de fuego secuestradas eran suyas, una se encontró en el kiosco de Ramos Mejía y otra cuando fue detenido. Por su parte, el abogado de la familia, que integra el equipo de Fernando Burlando, sostuvo que el argumento del joven era débil y que es una estrategia para no recibir cadena perpetua, ya que la fiscalía determinó de Sabo recibió cuatro impactos de bala, dos en el tórax y dos en el rostro, por lo cual no es consistente la versión que dio el imputado respecto a que se le escaparon.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
imputado kiosquero ramos.jpg
El imputador por el crimen de Roberto Sabo en Ramos Mejía, La Matanza. Foto: Daniel Dabove.

El imputador por el crimen de Roberto Sabo en Ramos Mejía, La Matanza.

Foto: Daniel Dabove.

En el TOC 2 de La Matanza, los jueces Arturo Gavier, Lucila Pacheco y Diego Burgueño escucharon la declaración Paula, viuda de Sabo, quien constató el faltante de dinero y de algunas pertenencias de su esposo robadas luego del crimen. La jornada del martes, continuó con siete testimonios más, entre ellos el remisero de trasladó al imputado hasta el kiosco y una menor de edad que lo acompañaba (inimputable por tener 15 años) que en un primer momento, los investigadores, creyeron que se trataba de una cómplice pero eso luego quedó descartado.

El Tribunal pasó a un cuarto intermedio para el próximo jueves a las 8:30 horas con los alegatos de las partes. Cabe recordar que el acusado es juzgado por el delito de "robo agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad, homicidio criminis causae, portación y tenencia ilegal de arma, robo agravado y hurto agravado, todos en concurso real entre sí", que prevé una pena de prisión perpetua.

marcha roberto sabo.webp
Miles de vecinos marcharon por La Matanza pidieron justicia por el kiosquero.

Miles de vecinos marcharon por La Matanza pidieron justicia por el kiosquero.

El brutal asesinato de Roberto Sabo en Ramos Mejía

El crimen de Roberto Sabo, el kiosquero de Ramos Mejía al que le quitaron la vida cuando trabajaba en su negocio, generó una gran conmoción en los vecinos de La Matanza, trascendiendo incluso los límites del distrito para elevar la indignación a nivel nacional.

Roberto Sabo fue asesinado a sangre fría. Los delincuentes y autores del crimen instantáneamente huyeron del lugar a bordo de un auto que le robaron a un remisero después de intimidarlo con un arma de fuego, pero lo chocaron a cuatro cuadras del lugar.

En el raid delictivo, ingresaron a un supermercado para simular que estaban haciendo compras y cambiarse la ropa, con el objetivo de no ser identificados. Finalmente, fueron detenidos en avenida de Mayo y Rivadavia, a unos 800 metros del kiosco, en un operativo cerrojo de efectivos de la Comisaría 2da. de Ramos Mejía. En su huida, los delincuentes también habían utilizado una moto que le robaron a un delivery.

Además, en aquel entonces, incautaron cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo, un revólver calibre 22 con cuatro vainas intactas y una servida que tenían en poder los sospechosos al momento de la detención. Ahora, nueve meses después comenzó el juicio y la familia del kiosquero y los vecinos de La Matanza esperan que se haga justicia.