Sociedad | Merlo | Argentina | El Palomar

Así es el adiestramiento para los soldados de la Base Militar de Merlo para vigilar el cielo del país

La Base Aérea de Merlo es una de las más importantes de la Argentina porque controla todo lo que pasa por encima suyo. Mirá el video del simulador de radar.

Desde hace más de 71 años, la localidad de Merlo cuenta con una de las dependencias más importantes del Ministerio de Defensa de la Nación: la Base Militar, que en su momento se denominaba Grupo de Instrucción de Vigilancia Aérea (GIVA) y que le dio el nombre al terreno donde se ubica.

Esta entidad tiene a su cargo la responsabilidad de cuidar el cielo de la República Argentina y estar atento a cualquier anomalía que surgiera fronteras para adentro, por lo que desde la Fuerza Aérea (FAA) decidieron compartir un video para mostrar cómo es que sus soldados se adiestran en su simulador de radar.

Embed - Así se adiestran los soldados de la Base Militar de Merlo para cuidar los cielos del país

Este artefacto se compone de un conjunto de computadoras que proyectan una señal ficticia que obliga a los operadores a afrontar diferentes situaciones que les permiten poner en práctica la detección, identificación, supervisión y control de aeronaves. "Ofrece las herramientas necesarias para el entrenamiento, el desarrollo y el fortalecimiento de sus capacidades", sentenció al respecto la FAA.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

La evolución de la Base Aérea Militar de Merlo

Originalmente, los radares que constituían esta red no eran fabricados por la institución, pero a partir de mediados de este siglo empezaron a ser desarrollados por el Instituto de Investigaciones Aplicadas (INVAP) para que, complementándose con otros puestos de observación pertenecientes al Ejército y a la Armada, pueda conducir las tareas de defensa aeroespacial y verificación del tráfico aéreo.

image.png

Por su parte, el 4 de enero de 2008 la entidad dejó de llamarse GIVA y pasó a ser el Centro de Vigilancia y Control Aeroespacial (CEVYCA), cuyo lema es “El precio de la paz es la eterna vigilancia”.

Tal organismo es una de los cuatro que posee el Oeste junto con los de las ciudades de Cuartel V, El Palomar y Morón, confirmando la estrecha relación de este lado del Gran Buenos Aires con la Fuerza Aérea.