Sociedad | Tren Urquiza | estación | San Miguel

Tren Urquiza: la conmovedora recuperación de un perro abandonado en una estación

Teniente apareció tendido y en un pésimo estado de salud en una de las paradas del Tren Urquiza, pero gracias a una ONG se recuperó casi completamente.

La asociación civil "Por Uno Menos en la Calle" compartió en las últimas horas la emotiva historia de un perro que había sido abandonado en la estación Agneta del Tren Urquiza, la cual se ubica en el partido de San Miguel, y superó un estado de salud que le jugaba muy en contra.

Se trata de Teniente, quien fue divisado hace una semana por una mujer en la zona de las boleterías y tirado arriba de un cartón con una empanada al lado. Ella le habló e intentó pararlo, pero no solo no mostró reacción alguna sino que también siquiera podía mantenerse de pie.

image.png

Allí fue cuando un hombre se ofreció a trasladarlos a ambos a la casa de la vecina, donde medicaron al animal hasta estar en condiciones de llevarlo a internar a una veterinaria. En ese momento, tanto los rescatistas como los doctores pensaban que su cuadro era irreversible, ya que presentaba daños neurológicos y padecía mucha sensibilidad en todas las extremidades.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

El milagro de la recuperación de Teniente en San Miguel

Sin embargo, gracias al trabajo de los médicos Teniente zafó de la cirugía y expulsó todos los huesos mediante enemas y alimentación fibrosa, lo que posibilitó que el domingo anterior le dieran el alta y fue retirado por un joven que lo alberga como tránsito en su domicilio.

image.png
El perro abandonado en una estación del Tren Urquiza tras recibir el alta.

El perro abandonado en una estación del Tren Urquiza tras recibir el alta.

"Seguirá yendo a controles en los próximos días y luego será vacunado, castrado y, si no roba el corazón de su dueño transitorio, dado en adopción. Gracias a las personas que se involucraron, él hoy está acá", sentenciaron al respecto desde la organización.

El perro todavía sigue muy asustado y le tiene miedo a la voz fuerte de los hombres, además de esperar que no haya nadie a su alrededor para orinar o defecar. Todo aquel que esté interesado en encontrarle un hogar o ayudar económicamente a la entidad puede comunicarse a la dirección de correo electrónico [email protected].