Policiales Ciudadela | obra | Tres de Febrero

Cayó en Ciudadela un prófugo por abuso sexual infantil que trabajaba como albañil

El hombre de se desempeñaba en una obra y fue detenido en el barrio Villa Herminia de Ciudadela por estar acusado de múltiples vejaciones contra una menor.

La Unidad Operativa del partido de Tres de Febrero de la Policía Federal Argentina (PFA) detuvo durante las últimas horas a un albañil que estaba prófugo de la Justicia por múltiples casos de vejaciones en perjuicio de una menor de edad y se movilizaba por la localidad de Ciudadela.

La investigación se inició a raíz de la recepción de una orden escrita por parte de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) número 11 Especializada en Violencia Familiar y de Género de Morón, a cargo de la secretaria fiscal Nadia Moyano, mediante la que solicitaba dar traslado a un oficio procedente del Juzgado de Garantías Nº5 del mismo Departamento Judicial para capturar al involucrado.

image.png
La zona de Ciudadela donde atraparon al presunto abusador.

La zona de Ciudadela donde atraparon al presunto abusador.

El delito por el que lo acusaba es el de "abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser el encargado de la guarda y aprovechando la convivencia preexistente, cometido en forma reiterada en al menos dos ocasiones".

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Seguimiento y detención en Tres de Febrero

En consecuencia, los detectives de la mencionada división de la fuerza dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación desplegaron una serie de tareas de campo para establecer el paradero del imputado por la zona, al enterarse de que era por allí que circulaba con habitualidad.

image.png

De esta manera, los agentes determinaron que el masculino se hallaba trabajando en una obra en construcción y por eso acudieron a las inmediaciones de la misma para finalmente arrestarlo sobre la calle General Roca al 3.000, entre Sócrates y Barragán y a pocas cuadras del límite con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), del barrio Villa Herminia.

El aprehendido es de nacionalidad argentina, tiene 35 años y quedó a disposición del magistrado interventor con una expectativa de pena que llega hasta los 10 años de prisión, la cual sería de cumplimiento efectivo en caso de confirmarse.