Policiales La Reja | Francisco Álvarez | Moreno

Cayó en La Reja una banda de chilenos que cometía escruches tras una persecución

El grupo delictivo de La Reja está señalado por al manos 10 robos similares y fue desbaratado mientras intentaban efectuar otro golpe en Francisco Álvarez.

La organización criminal era integrado por cuatro menores y dos mayores de edad, todos de nacionalidad chilena, y tenía en su currículum varios escruches perpetuados en distintos puntos del Gran Buenos Aires, tanto del Oeste como de la zona sur: los detectives registraron al menos 10 hechos de este estilo bajo su autoría.

La Reja Moreno Francisco Álvarez Policía Federal banda chilenos.jpg
Los menores chilenos que delinquían en La Reja.

Los menores chilenos que delinquían en La Reja.

Es por eso que los efectivos llevaron a cabo una pesquisa que incluyó impactos de antenas e intervención de líneas telefónicas para recabar información en cuanto a los desplazamientos y maniobras delictivas de los involucrados, además de identificar el Peugeot 207 Compact gris en el cual se movilizaban.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Las detenciones in fraganti en Francisco Álvarez

Como todos sus ataques habían sido nocturnos, los agentes se trasladaron a la vivienda donde iban a cometer su nuevo atraco y, después de varias horas de vigilancias sigilosas, detectaron el preciso momento en que tres de los ladrones bajaron del auto e ingresaron a la misma utilizando una barreta.

La Reja Moreno Francisco Álvarez Policía Federal banda chilenos (1).jpg

Al percatarse de la presencia de la fuerza, los delincuentes intentaron escapar a pie y tras algunas cuadras de persecución ingresaron a un domicilio que utilizaban como aguantadero, pero eso no evitó que terminen todos detenidos. Mientras tanto, la otra mitad de la asociación ilícita también acabó arrestada pese a una breve huida en el vehículo en cuestión.

Los uniformados secuestraron dos rodados en total, dos revólveres, elementos de efracción, una cámara de seguridad, una capucha, una linterna, una mochila, una gorra, guantes, tres barretas y celulares, que quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) Descentralizada de Ezeiza número 2, a cargo del fiscal Carlos Hassan.