Policiales Laferrere | motochorros | La Matanza

Video: lo persiguieron por Laferrere y efectuaron un tiro al aire para robarle

Tres motochorros corrieron por varios metros a un hombre que iba a trabajar en Laferrere e incluso dispararon al cielo para amedrentarlo. Mirá el video.

Un nuevo y violento episodio de inseguridad se dio durante la madrugada del domingo pasado en la localidad de Gregorio de Laferrere, al sur del partido de La Matanza: un hombre que iba a trabajar en bicicleta fue perseguido por varios metros por una banda de motochorros para robarle su vehículo.

El ilícito tuvo su desenlace a la altura del cruce de las calles José Hernández y Calderón de la Barca, justo en el límite con la ciudad de González Catán, del barrio Villa Adriana hacia las 4:10 horas de este 12 de mayo y quedó registrado por una cámara de vigilancia particular.

Embed - Lo persiguieron por varios metros e hicieron un tiro al aire para robarle la bicicleta en Laferrere

Las imágenes muestran como la víctima, que se dirigía a su puesto de trabajo, vio que uno de los tres delincuentes lo apuntó con un arma y por eso atinó a pedalear a toda velocidad para escapar, pero en un momento escuchó como el atacante efectuó un disparo al aire.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

En consecuencia, dobló en la mencionada esquina y dejó tirado su rodado nuevo y del tipo "mountain bike" para esconderse y evitar salir lastimado. El que iba de acompañante en una de las motos se bajó, tomó el botín y se dio a la fuga junto a sus cómplices.

Otro vecino de La Matanza perseguido por motochorros

Embed - Lo persiguieron y tiraron al piso en Ramos Mejía para robarle el auto

La semana pasada, otro vecino matancero fue corrido por motochorros que le querían robar su auto e incluso terminó cayendo al piso como resultado del asalto. Tal hecho ocurrió sobre la arteria Rondeau al 500, entre Castelli y Chacabuco, de Ramos Mejía.

El damnificado había dejado su Volkswagen Golf de color gris y se dirigió a su casa, pero padeció la mala suerte de que justo por allí pasaban dos delincuentes que lo encerraron en la vereda, por lo que atinó a correr en la dirección contraria para tratar de evitarlos. Sin embargo, ese esfuerzo fue inútil porque en un momento se tropezó y cayó a la vereda, por lo que uno de los asaltantes lo revisó y le quitó las llaves.