Policiales González Catán | La Matanza | víctima

González Catán: Crimen brutal de un hombre

Luciano Sinecio Rejala fue hallado muerto en González Catán tenías las piernas atadas con una chalina y con el cable de una zapatilla eléctrica.

Tenía las piernas atadas y una remera en la boca. Así encontraron el cuerpo de Luciano Sinecio Rejala (64) en su casa de la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza. La principal sospecha de los investigadores es que lo mataron durante un robo.

El hallazgo del cuerpo de la víctima se produjo el martes por la noche en su casa de Toay 6.672, a una cuadra de la Ruta Nº 21. Fuentes policiales informaron que fue el Comando Patrulla La Matanza Sur quien descubrió el cadáver.

Al ingresar a propiedad, los oficiales encontraron a Rejala en la habitación principal. Estaba tirado en el suelo boca abajo, sin signos vitales, y maniatado: las piernas habían sido atadas con una chalina y con el cable de una zapatilla eléctrica; mientras que en la boca tenía anudada una remera.

CERRO BAYO
image.png
El crimen se descubrió anoche en una casa ubicada en la calle Toay al 6.600, en González Catán.

El crimen se descubrió anoche en una casa ubicada en la calle Toay al 6.600, en González Catán.

En el interior de la propiedad de la víctima había un gran desorden. Por ello, los investigadores creen que Rejala fue atacado por, al menos, un delincuente que ingresó a su vivienda con fines de robo. El caso está en manos del fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza.

Para las próximas horas se aguardan los resultados preliminares de la autopsia, que estaba prevista a realizarse esta tarde. La causa de muerte todavía no está clara: el médico forense que revisó el cadáver constató que la víctima presentaba golpes en el rostro y en la cabeza, y que podría haber sido asfixiado.

Tampoco había precisiones respecto a cuándo pudo haber ocurrido el salvaje ataque: el forense estimó que Rejala probablemente había fallecido el lunes a la tarde.

El fiscal Borghi dispuso la toma de testimonios de los vecinos y el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona. En su investigación, hay dos circunstancias que se siguen con atención: los ingresos a la vivienda no habían sido violentados y la puerta lateral de acceso se encontraba sin llave.