Policiales Laferrere | clases | La Matanza

Vaciaron un jardín de Laferrere y se llevaron hasta las témperas de los chicos

La institución inicial de Laferrere padeció el robo de prácticamente todos sus bienes y tuvo que suspender las clases. Los otros casos similares en La Matanza.

Un nuevo y doloroso episodio de inseguridad se dio durante la madrugada de hoy en la localidad de Gregorio de Laferrere, al sur del partido de La Matanza: una humilde institución inicial pública padeció el robo de prácticamente todos sus bienes y tuvo que suspender las clases debido a la magnitud del hecho.

Se trata del Jardín de Infantes número 987 del barrio Luján, el cual se ubica sobre la calle Francisco Zelada al 2.500, entre Jacamaru y Utacarai y a la altura del kilómetro 25 de la Ruta Nacional 3 (Avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas), y es de administración provincial.

image.png
El jardín robado en Laferrere.

El jardín robado en Laferrere.

Según lo que pudo averiguar Viví el Oeste, los ladrones se llevaron una pava eléctrica, los juguetes, las hojas y las témperas de los chicos, múltiples pares de zapatillas que iban a ser donadas a los niños que las necesitan y otras prendas de vestir que los padres "hacen el esfuerzo en comprar".

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

"Revolvieron todo. Si alguien sabe algo, puede acercarse para colaborar. Las maestras estaban llorando... La verdad es que es muy triste", sentenció al respecto la madre de uno de los asistentes. De momento se desconoce el paradero de los responsables y las autoridades están evaluando los pasos a seguir.

Otros recientes robos a jardines del sur de La Matanza

image.png

El mes pasado, al menos dos entidades de la vecina ciudad de González Catán sufrieron ataques similares. El primero ocurrió en el Jardín N°991 del barrio La Salle, donde hurtaron tres parlantes (uno grande y dos medianos), una impresora, tres computadoras de escritorio, una notebook, un micrófono, varios elementos de cocina, una multiprocesadora, muchos termos y una importante suma de frutas y verduras que se les daba a los niños para el desayuno y el almuerzo.

El segundo tuvo lugar en el 1.024 de Villa Dorrego. Allí los delincuentes quitaron 10 tablets de la marca GFAST, tres notebooks Banghó, un aire acondicionado de la extinta RCA, un parlante Pro Bass, una desmalezadora y un micrófono, además de romper muchas de las puertas y ventanas de las aulas y el resto de los salones.