Policiales Libertad | Hurlingham | Merlo

Le quisieron robar en Libertad a un policía de Hurlingham y terminaron en la comisaría

Dos delincuentes abordaron en Libertad a un agente de civil a punta de pistola, pero fueron heridos y reducidos luego de un breve enfrentamiento y persecución.

Un integrante de la Unidad de Prevención Local (UPPL) de la Policía Bonaerense en el partido de Hurlingham fue abordado por un par de ladrones armados mientras volvía a su casa de la localidad de Libertad, al sur del municipio de Merlo, pero terminó reduciendo a ambos y haciendo que los detengan.

El asalto tuvo lugar sobre la Ruta Provincial número 1.001 (Avenida Tomás de Rocamora) y a la altura del cruce con la calle Doblas, justo en el límite con la ciudad de Rafael Castillo y el distrito de La Matanza, hacia la tarde noche de este martes, 21 de mayo.

image.png
La zona de Libertad donde fue asaltado el policía de Hurlingham.

La zona de Libertad donde fue asaltado el policía de Hurlingham.

Según las fuentes policiales consultadas por Viví el Oeste, allí donde los delincuentes interceptaron al efectivo, que en ese momento se encontraba fuera de servicio, por lo que él atinó a defenderse usando su arma reglamentaria y así pudo reducir y herir a uno de los asaltantes, mientras que el restante optó por darse a la fuga.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Sin embargo, por la zona pasó un móvil del Comando de Patrullas merlense y lo sorprendió a los pocos metros para arrestarlo y llevarlo junto al otro malhechor a la Comisaría Cuarta, donde ambos quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) número 2 del Departamento Judicial de Morón, a cargo del fiscal Fernando Martín Capello.

image.png

Otro reciente robo esclarecido en Merlo

Hace poco más de una semana, el personal del Destacamento del Barrio Pompeya de la Estación Departamental de Merlo aprehendió a los autores de un violento robo a una humilde panadería ubicada en la Avenida Intendente Leopoldo Suárez al 2.417, entre las arterias Lorenzini y Gaboto.

La banda de malvivientes se llevó los 30 mil pesos en efectivo que yacían dentro de la caja registradora del comercio y también una bandeja de masas finas, dos bolsas de pan y sándwiches de miga a punta de escopeta, pero afortunadamente fueron identificados y allanados unos días después.