Actualidad turismo | Zona Oeste | Buenos Aires

Turismo bonaerense: conocé qué podes hacer en Carlos Keen

Carlos Keen es una localidad ubicada a unos kilómetros de Luján reconocida por su ambiente de campo y su gastronomía. Otro opción de turismo de cercanía.

Este 9 de julio es feriado por el Día de la Independencia y comienza fin de semana largo para que la gente pueda disfrutar al aire libre con opciones del turismo de cercanía en Buenos Aires. Carlos Keen, al igual que Tomas Jofré, es otro pueblo ubicado a pocos kilómetros de la Zona Oeste y el tejido urbano del AMBA. Sin embargo su tranquilidad y su ritmo de campo, le permitirán al visitante pasar una jornada alejada del ruido de la Ciudad.

Carlos Keen es una pequeña localidad del Municipio de Luján, ubicada a 12 kilómetros del centro del partido. Tiene 8 cuadras de largo por 4 de ancho y allí viven unos 500 habitantes según el censo del 2010. Los vecinos de la Zona Oeste podrán llegar a esta pequeña localidad tomando el Acceso Oeste hasta su final para luego empalmar con el Autopista Buenos Aires Luján (Ruta 7). Pasando el casco urbano de Luján, los carteles indicarán por un pequeño camino a la derecha que llevará al visitante directamente al centro de Carlos Keen. Incluso los visitantes podrán llegar en colectivo con el ramal 503 que sale desde el centro del Municipio.

Embed

Al igual que Tomás Jofré, esta pequeña localidad lujanera se caracteriza por su amplia oferta gastronómica y por permitir pasar un día de campo a pocos minutos del ruido de Buenos Aires. Además de la gastronomía, el pueblo ofrece varios lugares históricos para visitar. Uno de los más elegidos por los visitantes es la estación de tren reconocida por su clásico diseño y su plaza central dónde se ubican varios puestos de artesanos. Allí se venden juguetes, dulces, artesanias y demás productos hechos por los feriantes.

terramalal
image.png
Turismo de cercanía: una posta clásica de Carlos Keen (Foto: Viaje y descubra)

Turismo de cercanía: una posta clásica de Carlos Keen (Foto: Viaje y descubra)

La oferta gastronómica de Carlos Keen

Esta localidad es muy elegida por vecinos de la Zona Oeste y el resto de Buenos Aires como una opción clásica de turismo de cercanía. En el lugar prevalece la opción de "tenedor libre", es decir que por un monto fijo, las familias pueden acceder a toda la carta gastronómica de cada uno de los sitios.

Uno de los sitios más importantes es El Molino Restaurante (Camino Villa Ruiz KM 11600) que fue elegido como el mejor por los visitantes de Carlos Keen. Allí se puede disfrutar de una entrada con diferentes panes de campo y embutidos de campo. De plato principal hay parrilla (Matambrito a la pizza + Pechito + Vacío + Pollo + Bondiola + Lechón u opción con vegetales) y pastas caseras (sorrentinos, ñoquis, ravioles o fideos con diferentes saldas). Además los visitantes podrán disfrutar de un postre y si eligen la opción de pasar el día, de torta fritas y mate durante la tarde. El cubierto por persona cuesta $1850 e incluye una bebida de litro y medio cada dos personas. Menores de 12 años pagan la mitad y los menores de 3 sin cargo

image.png
El Molino restaurante goza de amplios espacios verdes para pasar la tarde luego del almuerzo

El Molino restaurante goza de amplios espacios verdes para pasar la tarde luego del almuerzo

El Nene de Keen (Camino Villa Ruiz KM 11200) es otra de las opciones gastronómicas más conocidas para quienes vayan de turismo desde la Zona Oeste de Buenos Aires. Con una oferta similar al anterior, se destaca por su buena atención y sus opciones para veganos y personas celíacas. Al igual que el Molino goza de amplios espacios verdes para que la gente pase la tarde porque el tenedor libre incluye el servicio de merienda con tortas fritas.

Además Carlos Keen brinda la opción de que el visitante de la Zona Oeste pueda recorrer Luján y Jauregui por la mañana para luego amorzar y pasar la tarde en la localidad. Quienes armen esta salida podrán visitar en una única jornada la Basílica de Luján, el Río Luján, conocer la tranquilidad de Jauregui, sus bosques y el impacto de su polo industrial para luego terminar la jornada en Carlos Keen disfrutando del aire de campo y la gastronomía local.