Turismo noticias turismo | Buenos Aires | fin de semana

Turismo: Los mejores lugares para comer en Carlos Keen

Carlos Keen es una localidad ubicada a unos kilómetros de Luján reconocida por su ambiente de campo, su gastronomía y el turismo de campo.

Ubicado entre Luján y San Andrés de Giles, Carlos Keen es otro de los pueblitos bonaerenses a los que cada fin de semana llegan cientos de vecinos del AMBA para disfrutar de la gastronomía de campo y de todas las opciones que brinda el turismo de cercanía. Ferias artesanales, fotos en la vieja estación de tren, construcciones antiguas y varios tenedores libres adornan el paisaje de este pequeño pueblo que vive al ritmo de los turistas que lo visitan para escapar del ruido y la velocidad de la Ciudad de Buenos Aires.

Los vecinos de la Zona Oeste podrán llegar a esta pequeña localidad tomando el Acceso Oeste hasta su final para luego empalmar con el Autopista Buenos Aires Luján (Ruta 7). Pasando el casco urbano de Luján, los carteles indicarán por un pequeño camino a la derecha que llevará al visitante directamente al centro de Carlos Keen. Incluso los visitantes podrán llegar en colectivo con el ramal 503 que sale desde el centro del Municipio.

Embed

La oferta gastronómica de Carlos Keen:

Al igual que Tomás Jofré, Carlos Keen tiene numerosas opciones de tenedores libres distribuidos a lo largo y ancho de las pocas manzanas del pueblo. Por una suma fija, las familias podrán disfrutar de una comida que incluye entrada, plato principal y postres. Además en algunos lugares ofrecen la posibilidad de merienda con mates y torta fritas o pastelitos.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

1) El Molino Restaurante

Ubicado en Camino Villa Ruiz KM 11600, fue elegido como el mejor por los visitantes de Carlos Keen. Allí se puede disfrutar de una entrada con diferentes panes de campo y embutidos de campo. De plato principal hay parrilla (Matambrito a la pizza + Pechito + Vacío + Pollo + Bondiola + Lechón u opción con vegetales) y pastas caseras (sorrentinos, ñoquis, ravioles o fideos con diferentes salsas). Además los visitantes podrán disfrutar de un postre y si eligen la opción de pasar el día, de torta fritas, buñuelos, churros y mate durante la tarde. La entrada cuesta $2500 e incluye una bebida de litro y medio (sin alcohol) cada dos personas). Además los menores de 3 a 12 pagan la mitad del precio.

image.png
Turismo: El Molino Restaurante tiene amplios espacios verdes para que disfruten los visitantes

Turismo: El Molino Restaurante tiene amplios espacios verdes para que disfruten los visitantes

2) La Antigua Sodería

Se encuentra en Emilio Mitre al 450, a dos cuadras de la estación de Tren. A diferencia de varios lugares del pueblo, en la página de este comercio indica que se sirven tanto tenedor libre como otras opciones que incluyen hamburguesas, sandwiches, papas y pizzas. Los visitantes destacaron que, a pesar de la austeridad del edificio, se sirven ricos y abundantes platos tanto para quienes eligen la opción de pastas como la parrilla. Otro punto muy valorado es la cerveza artesanal que sirven para acompañar las comidas.

image.png
La antigua Sodería brinda variadas opciones gastronómicas

La antigua Sodería brinda variadas opciones gastronómicas

3) El Nene de Keen

Ubicado en Camino Villa Ruiz KM 11200, es otra de las opciones gastronómicas más conocidas para quienes vayan de turismo desde la Zona Oeste de Buenos Aires. Con una oferta similar al anterior, se destaca por su buena atención y sus opciones para veganos y personas celíacas. Al igual que el Molino goza de amplios espacios verdes para que la gente pase la tarde porque el tenedor libre incluye el servicio de merienda con tortas fritas. Este lugar reabrió el 20 de marzo tras la pandemia.

image.png
El Nene de Carlos Keen es otro de los lugares destacados por los turistas

El Nene de Carlos Keen es otro de los lugares destacados por los turistas